Las ventajas e inconvenientes de las cama nido

Las camas nido son muy frecuentes en las habitaciones infantiles, tanto individuales como compartidas. Este tipo de camas son prácticas y ayudan a aprovechar al máximo el espacio de las habitaciones, que no son solo un lugar para dormir sino que con frecuencia son también el cuarto de juego de los pequeños de la casa.

Las estructuras que los acompañan suelen dar muchas posibilidades de almacenamiento para todas las cosas del niño, desde su ropa hasta su material escolar. Por eso queremos conocer un poco más a fondo las ventajas y los inconvenientes de este tipo de camas.

Ventajas de las camas nido

Las camas nido tienen muchas ventajas, entre las que queremos destacar las siguientes.

  • Se gana espacio en la habitación: Las camas nido forman parte de un mueble compacto en el que el espacio está aprovechado al máximo. Además de la cama suele estar el armario, hay lugar para la estantería y también para el escritorio. Todo está contra la pared, por lo que la habitación siempre tendrá un espacio despejado para poder jugar o realizar otras actividades.
  • La cama de invitados es cómoda y no ocupa espacio: Es normal que los niños quieran llevar a casa a sus amigos para pasar la noche. Aunque hay camas auxiliares que pueden guardarse en un altillo e hinchar para pasar la noche, lo cierto es que no son tan cómodas como una cama nido normal.

Además, como va guardada debajo de la cama principal no ocupa espacio y puede estar siempre hecha, por lo que si llega una visita sorpresa o se decide a última hora que se quede un amiguito, no hay que preocuparse por nada. En dos minutos tendrán la habitación lista para dormir.

  • Pueden tener mucho espacio de almacenamiento debajo: Cuando no hay una segunda cama debajo de la primera el espacio que resta se usa para almacenamiento. Muchas de estas camas tienen varios cajones de gran tamaño en los que se puede guardar toda la ropa de cama o incluso todos los juguetes. Estas camas suelen ser un poco más altas de lo habitual para ofrecer más espacio para guardar cosas.
  • El niño está más protegido: Cuando todavía es pequeño y acaba de cambiarse de la cuna a una cama, las camas nido le ofrecen mayor seguridad porque solo hay que colocar una barrera en uno de los lados. El otro está ya protegido, al igual que no está la zona de los pies y la de la cabeza.

es la habitacion de una niño

Inconvenientes de las camas nido

Las camas nido también tienen algunos inconvenientes, sobre todo los relacionados con hacer la cama y la limpieza diaria. Pero con un poco de paciencia y de maña se pueden solucionar.

  • Son más complicadas de hacer: Especialmente para los niños, ya que no pueden ir por los dos lados para colocar las sábanas y las mantas. La mejor solución es optar por los edredones ajustables que ya están pensados especialmente para este tipo de camas y que se colocan con bastante más facilidad.

Si quieres saber donde comprar los edredones ajustables online puedes utilizar este enlace y descubrir los mejores modelos.

  • Se puede acumular más polvo si uno se descuida: Con las camas normales la limpieza es sencilla, porque solo hay que pasar una mopa por debajo. En caso de que la cama sea canapé solo hay que desplazar la cama cada cierto tiempo, ya que no se acumula prácticamente suciedad.

Pero las camas nido son un poco más difíciles porque suelen tener otra cama debajo. En estos casos hay que mover ambas para poder limpiar, ya que sí es fácil que se acumule polvo en la parte inferior. La opción más sencilla es mover ambas camas juntas para limpiar el suelo y separarlas a continuación para limpiar la cama de abajo si no se utiliza con frecuencia.

Author: PisoPiso

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>